Ionizador Econizer 150T

SKU 52535005 Categoría Etiqueta , , ,

Ionizador Econizer 

La nueva y más eficiente tecnología en tratamiento de aguas. Purificadores iónicos, para piscinas y estanques

consultar stock

Ionizador Econizer 

  • No daña los ojos ni el cabello.
  • No irrita la piel.
  • No requiere mantenimiento diario.
  • Destruye las algas, bacterias, virus y hongos.
  • No es corrosivo.
  • Agua transparente y cristalina.
  • Amigable con el medio ambiente.
  • Electrodos de aleación Cobre-Plata.
  • 60% a 80% menos cloro.
  • Ahorro garantizado.

La nueva y más eficiente tecnología en tratamiento de aguas. Purificadores iónicos, para piscinas y estanques. La ionización es el sistema que no daña el cuerpo humano, el sistema que controla los microorganismos usando nutrientes esenciales para el cuerpo humano. Su poder biocida funciona en base a iones cobre, inofensivos para el humano, pero nocivos para los microorganismos. El agua más sana al alcance de todos. Gracias a los sistemas de ionización, los usuarios pueden bañarse en piscinas, con agua calificada por laboratorio como agua potable de consumo, superando los niveles de calidad requeridos por las normas de control de agua más exigentes. Estos iones no se absorben por la piel como los desinfectantes clorados, Y menos aún por el sistema respiratorio ya que los iones cobre no se evaporan.

Según la OMS (organización mundial de la salud) se requieren de 1 a 3 mg de cobre diariamente para suplir los requerimientos del cuerpo, dicha dosis no puede absorberse a través de la piel.

El cobre y la plata poseen características únicas que le confieren un poder biocida: bactericida, fungicida, virucida y alguicida, que no afecta a seres humanos ni animales.

Este poder biocida se debe a que los iones de cobre y plata son atraídos electrostáticamente por microorganismos produciendo reacciones enzimáticas en la superficie celular, reduciendo así la respiración de la misma y neutralizando su capacidad de reproducirse.

Los ionizadores, son generadores de estos iones cobre y plata a través de un proceso electrolítico, de consumo eléctrico ínfimo, que ronda los 10w a 12w cada 65.000 litros, estos iones luego de ser generados por unos electrodos de aleación especial, se distribuyen en su piscina a través del sistema de filtrado. Así sustentados dentro de los rangos de concentración específicos (0,5 a 0,7ppm de cobre), evitan la polución del agua, previniendo la proliferación de algas, bacterias, hongos y virus. Disminuyendo notablemente los productos químicos utilizados (60 a 80% menos) y el tiempo de mantenimiento, ya que son equipos electrónicos y automatizados.

Consultar